Stop pantallas

¡Hola! ¿Cómo estáis? nosotros volvemos una semana más con un tema algo polémico… Estamos en la época de la revolución digital, de las pantallas diríamos nosotros, las del móvil, tablets o televisión y cuanto más grandes mejor ¡y es así, esto es innegable! (hasta la nueva Thermomix lleva una pantalla extra grande). En teoría, tanto acceso a este tipo de recurso es una ventana al conocimiento nada desdeñable y que nosotros como padres debemos y podemos aprovechar, pero no por ello, debemos estar sometidos a la necesidad de tener una pantalla con colorines para distraer y entretener a nuestros retoños. La gente que cree ciegamente en estos medios piensan que hasta pueden “educar y formar” a su hijo suplantando la responsabilidad de la figura paterna en persona.
Todo en su justa medida, parece que hay estudios que relacionan la sobreestimulación que producen estas pantallas y los colores que desprenden con trastornos de comportamiento TDAH.

Al margen de estos estudios, nosotros confiamos y creemos en la crianza respetuosa y con apego, algo fundamental para construir un vínculo emocional entre padres e hijos. Esta relación es la base de un buen entendimiento futuro y pensamos que proponer actividades que impliquen escucha activa, participación, coordinación y estimulo musical son clave para el desarrollo de los niños y su mundo emocional.

Cualquier canción o actividad en la que ellos puedan participar, sentir y palpar la presencia de sus padres es un estímulo real y mucho más interesante que cualquier video de “Baby Einstein” o “Pepa Pig”. Eso si… el tiempo, la dedicación y la motivación con la que debemos afrontar estas actividades con nuestros hijos es inmensa y mucho más activa que pinchar el play de cualquier pantalla ¿estáis listos para el reto? Nosotros os acompañaremos semana a semana para daros ideas y proponeros juegos, recursos y actividades de todo tipo.

En el vídeo que podréis ver a continuación, observareis como una sencilla canción inventada, con pequeños gestos descriptivos, hacen las delicias de nuestras pequeñas L y C, además de asegurar diversión continua con los intentos de imitar el movimiento de la protagonista de la canción “La hormiguita”

 

0 comentarios

¿Que opinas? Compártelo con nosotros