Enfoque pedagógico Reggio Emilia

¡Hola a todos y todas una semana más!

El post de hoy lo queremos dedicar a la importancia de creer firmemente en la educación, en cómo confiando en la educación podemos mejorar a las personas y ser individuos libres. Este fin de semana asistimos a una pequeña charla sobre el método Montessori, en el “cole” de nuestras pequeñas (Alma Montessori), la charla la dio Pedro uno de los profesores (guía AMI del centro) y quedamos encantados, tuvo un enfoque práctico donde nos explicó qué y cómo, se hacen las tareas en el centro. Tras un poco de reflexión y motivados por este encuentro, hemos decidido hablar esta semana de la pedagogía Reggio Emilia, también conocida por la pedagogía de la luz.

Un Poco de historia

Este enfoque pedagógico, nace al norte de Italia, en la localidad de Reggio Emilia de unos 170.000 habitantes. Después de la 2ºG.M. numerosas mujeres se quedaron viudas. Tenían que trabajar fuera de casa  y buscaban un lugar donde poder dejar a sus hijos. Decidieron unirse para formar escuelas autogestionadas a cargo de un grupo de maestros. Era la primera vez que la educación no estaba en manos de la Iglesia católica.

En los años 60, el Ayuntamiento se hizo cargo de la gestión con una red de escuelas. Se creó un gabinete a cargo del pedagogo Loris Malaguzzi. En la actualidad, hay alrededor de 80 escuelas y la mayoría son públicas.

 

Las Claves

El protagonista es el niño, es un ciudadano en sí mismo, con derechos tan lógicos como ser escuchado. Nace con competencias, con curiosidad ya que a estas edades los niños son investigadores natos.

El maestro es el encargado de crear un contexto educativo; es decir, un entorno adecuado para el aprendizaje.

El ambiente es una herramienta más, es más, es tan importante que se considera “el tercer maestro”.

El profesor es el observador de los procesos cognitivos del niño, la observación es básica.

Partir del interés del niño es otra de las claves, ahora esta muy de moda, trabajar por proyectos, pero si el tema nace del adulto, no se está respetando el interés del niño, es un trabajo artificial.

Relación fluida y constante con las familias que no se acaba en el horario escolar se plantean actividades que incluyen a toda la familia fuera del ámbito del centro.

 

Diferencias con el sistema de educación actual

La educación convencional pone una gran distancia de roles entre alumno y profesor.

Se fomenta el pensamiento convergente y vertical, en Reggio Emilia es horizontal y divergente.

Aquí el maestro acompaña e interviene desde el principio creando así un vínculo seguro, teniendo en cuenta las necesidades del niño y no las del adulto.

 

Regio Emilia es un enfoque, con una filosofía que impregna la enseñanza como un todo, no cuenta con materiales propios como Montessori, ya que cualquier material o interés del niño es válido para ser documentado por un adulto, pero si que comparten aspectos claves como el respeto al niño y a la persona, y la observación como medio principal de comprensión del niño y sus necesidades e intereses.

Antes de despedirnos, nos gustaría compartir con vosotros el trailer de este fantástico documental que os recomendamos ver 100% The Beginning of Life, muestra la importancia de los primeros años de vida de un bebé y cómo el entorno donde crece, vive y se desarrolla es crucial e influye en su desarrollo cognitivo, emocional y social. Es una maravilla, os encantará (nosotros lo vimos completo en Netflix, y os recomiendo otra ¡tener a mano un paquete de pañuelos!).

 

 

¿Que opináis de estas pedagogías alternativas que por desgracia tienen tan poca visibilidad en nuestro país? ¿Pensáis en una reforma de la educación con cabida para este sistema de enseñanza? En nuestro caso sin duda, preferimos una enseñanza viva y dinámica, a una muerta entre cuatro paredes de hormigón; eso sí, esta ultima es más cómoda para políticos y para gente que antepone su valor de adulto y comodidad al interés y las necesidades de los niños.

0 comentarios

¿Que opinas? Compártelo con nosotros